Para Construir las Murallas Destruidas

Queridos Compañeros,

En la Biblia, hay una historia de un hombre llamado Nehemías. Nehemías oyó de la condición de Jerusalén y Dios instruyó a Nehemías a construir las murallas destruidas. Estas murallas representaban la protección para las vidas de la familia de Nehemías.

Posiblemente hay alguien en la familia de usted que no tiene poder sobre una adicción a las drogas o alcohol. Quizás alguien que usted ama está viviendo en una condición de depresión. ¿Está siendo usted o algún miembro de su familia atacado por la pornografía? ¿Están ellos en una banda o viviendo una vida de prostitución? Usted puede ayudarles a ellos reconstruir sus vidas.

La adversidad estaba presente en la reconstrucción a las murallas de Jerusalén. El enemigo quería tener el acceso continuo a la ciudad. Él no deseaba que la gente tuviera una vida estable o protegida.

El mismo ejemplo es verdad en la vida de sus seres queridos. Posiblemente la habilidad de su ser querido para defenderse a si mismo ha sido destruida por la vergüenza, una adicción, el temor, u otras fuerzas, destructivas en su vida. Ellos no tienen las armas para resistir la destrucción. Ellos no tienen la protección contra situaciones en las cuales están siendo atacados como sus finanzas o condición física.

El Señor usó a Nehemías para frustrar cada plan del enemigo. Nuestro Señor Cristo Jesús usará nuestras oraciones y fe para parar el avanzar en medio de la destrucción. Cristo nos usará para reconstruir la esperanza de nuestros seres queridos.

Así como el Señor necesitaba la cooperación de Nehemías. Cristo necesita nuestra cooperación también. El Señor tenía los recursos y provisión para reconstruir las murallas. Dios necesitaba que Nehemías hablara, pidiera y distribuyera. En la misma manera, nuestro Salvador tiene el poder y los recursos necesario para reconstruir la vida de nuestros seres queridos. Pero, Cristo quiere que hable usted la Palabra de Dios a su situación.

Cristo nos instruyó en Mateo 9:38, “Pidan al Señor de la mies que envíe segadores a cosechar la mies. El Señor necesita nuestras voces y nuestros corazones para distribuir Su amor, Su poder y Su autoridad a la situación.

Todo llego al punto en que para esta misión de reconstruir las murallas (Nehemías 4:16), era necesario para los constructores agarraran sus espadas en una mano y su herramienta en la otra. Para defender alguien que está en la esclavitud de las drogas, el alcohol, el temor, depresión, etc, requiere un espíritu fuerte. Tenemos que poder ignorar los síntomas y caminar por la fe. Necesitaremos operar la fuerza de la paciencia si el cambio no es evidente. Nuestros pensamientos tienen que estar agarrados en la promesa a pesar de que la situación esta demandando que nuestra mente se torne a lo negativo.

El cuidar de su corazón es la acción más importante de esta batalla. La preocupación y ansiedad tratarán moverse a usted en forma de repuesta. Pero la respuesta es la Palabra de Dios en su corazón y en su boca.

Muchas de ustedes están conectados a este ministerio por que usted está creyendo tener un cambio en la vida de alguien cercano a usted. Otros de ustedes están en este lugar de necesidad para tener fuerza y libertad para su propia vida. Este es el mensaje del Señor para usted. “No lleve la preocupación o el estrés de la situación. ¡Descargue en Mi todas sus angustias!”

Un aspecto importante de las oraciones de intervención es saber como proteger su corazón de la angustia durante este tiempo. Usted no puede luchar efectivamente si usted tiene una carga pesada en su espalda.

El Señor usará su voz de fe, y sus oraciones. Pero la responsabilidad pertenece a Él. La fe viene de Él. La autoridad viene de Él. La Biblia nos dice en Primera Pedro 5:7, “Descarguen en Él todas sus angustias, porque Él tiene cuidado de ustedes.”  La Preocupación parará su fe. Ya que es una acción de temor. Cuando usted oye un sonido de desesperación en sus oraciones, ¡Pare! Vaya a la Palabra de Dios y reciba la evidencia del amor de Dios para su vida. Que en su vida reinen solo los síntomas de fe (Romanos 15:13 gozo y paz en la fe)

Pastor Felipe y yo, y toda la gente de Constructores de Fe están de acuerdo con su posición de fe para sus amados. Envíe sus peticiones y ponga los nombres de las personas en su familia que usted quiere tener libre de la destrucción. Cuando usted siembra su semilla, declare su fe. “¡Mi amado pertenece al Señor Cristo Jesús!” ¡Nuestro Salvador es fiel!

No Temeré graphic


CDF Roku

 

Anuncios

Acerca de Pastor Michelle Steele

I am thrilled to be cleansed by the blood of Jesus Christ and made a new creation in God. After having lived my life in the graveyard of sin, I am forever grateful for every day in the light.
Esta entrada fue publicada en Salvacion para la Familia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s