La Voluntad de Dios en Su Palabra

Queridos Compañeros y Hermanos,

Hay fe en cada Palabra de Dios. En las promesas de Dios, está la fe suficiente para sanarnos y restaurarnos. La voluntad de Dios está adentro de Su Palabra. No es un misterio. La voluntad de Dios está disponible en Su Palabra. La Palabra de Dios distribuye la voluntad de Dios a nuestra vida. Por ejemplo, usted puede saber la voluntad de Dios sobre la sanidad del cuerpo de usted. Siempre es la voluntad de Dios sanarle a usted. La Biblia dice:

quien llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; y por cuya herida fueron sanados. I Pedro 2:24

…porque yo soy Jehová tu sanador. Éxodo 15:26b

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; Isaías 53:4a

La Palabra de Dios contiene la voluntad de Dios. Adentro de estos versículos está la voluntad de Dios sobre nuestra sanidad. Dios Padre dijo en Isaías 55:10-11, “Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para que la envié.” Note el proceso por favor. Las Palabras de Dios harán lo que Él quiere o en otras palabras, “la voluntad de Dios.” También, las palabras que harán Su voluntad lo hace con el mismo proceso que la nieve y la lluvia hacen la tierra producir.

EL PROCESO DE LA PALABRA DE DIOS

  • Regar la tierra-En la parábola del sembrador, Cristo Jesús nos explicó que el corazón del hombre es como la tierra. (Marcos 4:14-20) La Palabra funciona como una semilla y también como el agua. Sin el agua o la semilla, no hay una cosecha. Sin la Palabra de Dios no habrá una manifestación de Su voluntad en nuestra vida. Entonces, como la lluvia desciende, la Palabra de Dios necesita descender sobre su corazón cada día. Proverbios 4:20-21 contiene la instrucción para regar el corazón. “Hijo mío, está atento a mis palabras; Inclina tu oído a mis razones. No se aparten de tus ojos; Guárdalas en medio de tu corazón;”
  • La Palabra hace la tierra germinar y producir- Con una siembra constante de la Palabra de Dios, podemos tener una cosecha constante de la Palabra. ¡La Palabra de Dios producirá la voluntad de Dios en nuestra vida! Toda Palabra de Dios contiene Su poder. Cada Palabra de Dios es lleno de Su poder creativo.

La Palabra da semilla al que siembra y pan al que come- Dios es nuestro Proveedor. Su manera del proveer es por Su Palabra. Cuando nosotros participemos en Su proceso, la provisión de Dios multiplicará. Podemos continuar en el proceso de la cosechar con semilla.

  • También, tenemos lo que necesitamos en la vida diaria. En otras palabras, con una siembra constante de la Palabra que contiene la sanidad, podemos experimentar una cosecha continua de sanidad.

Cristo Jesús es la voluntad de Dios en acción. ¡Él es el Verbo de Dios! Antes de su nacimiento como un hombre en la tierra, Cristo existe como el Verbo.

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Juan 1:1-4

Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad. Juan 1:14

Cristo vino para hacer la voluntad de Dios. La voluntad de Dios era nuestra redención. Dios habló o declaró Su voluntad por los profetas para 750 años. Dios Padre usó este proceso para hacer Su voluntad a través de la acción de Su Palabra. Note la conversación en Hebreos.

Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo. Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron. Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí. Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley), y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último. Hebreos 10:5-9

Cristo Jesús, la Palabra en acción, vino para establecer la voluntad de Dios. La voluntad de Dios es proveer para nosotros. La voluntad de Dios es sanarnos. La voluntad de Dios es salvarnos, rescatarnos, y librarnos. Cualquiera situación que hay en su vida en este momento, la Palabra de Dios puede cambiarla. Como la lluvia desciende del cielo, ponga la Palabra en su corazón por sus ojos y sus oídos. La Palabra de Dios producirá la voluntad de Dios y su vida jamás será igual.

Compañero, estoy orando para usted y su familia tener la manifestación de la voluntad de Dios en sus vidas.

Como Progresar Con La Palabra

Dios nos ha dado el equipo para vencer cada ataque del enemigo, para escapar el control de la maldición, y para progresar en nuestra vida. Pastora Michelle Steele nos instruye cómo aplicar la Palabra de Dios.

2 CDs $10

Usted puede ordenar en línea a

www.ConstructoresDeFe.tv

o por teléfono 1-800-755-4971

Anuncios

Acerca de Pastor Michelle Steele

I am thrilled to be cleansed by the blood of Jesus Christ and made a new creation in God. After having lived my life in the graveyard of sin, I am forever grateful for every day in the light.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s